Siempre fue su sueño estudiar y lograrla el título técnico de Electricidad Industrial, pero la vida lo llevó por otros caminos, que finalmente lo desviaron de su cometido.

 

Guillermo Jiménez, es alumno de nuestro Centro de Formación Técnica y a sus 61 años, hoy está cumpliendo ese sueño y quiere ir por más. Es por eso que, cuando supo del lanzamiento del Centro de Transferencia Tecnológica, inmediatamente postulo con uno de sus proyectos a nuestra “Búsqueda de Desafíos”, que, tal como su nombre lo indica, busca que los alumnos presenten sus proyectos de innovación, los cuales puedan ser financiados y convertidos en una realidad.

 

Pero antes de llegar hasta esta instancia, Guillermo recorrió un largo camino. Actualmente trabaja en instalación de aire acondicionado, tanto domésticos como comerciales, del tipo industrial, donde debe hacer las conexiones a la corriente eléctrica, para que estos aparatos funcionen.

 

Durante toda su vida se ha dedicado a trabajar en electricidad, e incluso montó su propia empresa de certificación eléctrica de electrodomésticos, para lo que cuenta con altos conocimientos en el rubro, pero al no tener el título técnico, debía contar con otro profesional que firmara y aprobada su trabajo.

 

“Yo estudié hace muchos años atrás, radio y televisión y sistemas digitales en el instituto Cenet, de la Universidad de Chile. Esto fue en los años 90. He estado ligado al área de la electrónica desde siempre, y formé un laboratorio de certificaciones, ya que los productos eléctricos en nuestro país, para poder ser vendidos, tienen que cumplir con la normativa vigente, supervisada por la SEC”, cuenta Guillermo.

 

Tras su trabajo permanente, siempre en esta área, intentó estudiar y obtener un título técnico, sin éxito, hasta que a través de la prensa conoció al Centro de Formación Técnica de la Región Metropolitana de Santiago y se matriculó en la carrera de Electricidad Industrial.

 

“Como es estatal y se desarrolla al alero de la Universidad de Santiago, me pareció un muy buen lugar donde estudiar. Lo conocí a través de avisos del diario y es un plus poder tener un título de una institución estatal”, agrega.

 

Sobre nuestro Centro de Transferencia Tecnológica, tras conocer sobre su creación, Guillermo no dudó en enviar su proyecto, el que busca ayudar a las Pymes en uno de los aspectos de su cadena de producción y espera que sea bien acogido, para poder desarrollarlo.

 

“Es super importante la existencia de este Centro, porque muchas personas somos medios inquietos innovadores y estamos viendo in situ, las necesidades para mejorar o fabricar ciertas herramientas, que ayuden al trabajo diario. Siempre buscamos dónde llevar una idea, dónde llevar nuestra inquietud, y no hay muchas puertas para hacerlo”, agrega.

 

Hoy, Guillermo llena sus días con sus estudios y a sus 61 años, el quiere seguir creando, innovando y aportando con sus conocimientos y con sus ideas a sus pares y a las empresas chilenas.

 

“Quiero presentar este proyecto, porque es una idea que desarrollé hace bastante tiempo y estaba tratando de conseguir los recursos para echar a andar esta idea, me había metido a la página Corfo y no me fue muy bien y cuando se abrió esta puerta, dije ‘aquí está la oportunidad’”.

 

Guillermo cuenta con estudios en España, Alemania, Italia y hoy busca conseguir su primer título técnico y también implementar su innovación a través de nuestro Centro.

 

Total Page Visits: 687 - Today Page Visits: 5